LA VICTORIA 50 AÑOS ( I )

martes 30 de octubre… ¿habrá sido una mañana fría o el sol desde temprano les habrá acalorado las espaldas? ¿habrán caminado casi al trote, esquivando terrones o saltando el zanjón? ¿la hilera de carretas habrá ido en orden o haciendo camino? ¿cuántas manos con sudor helado? ¿cuántos rostros sin siquiera mirada perdida? ¿cuántas radios a pila animando sin saberlo la marcha hacia la feria, la caminada heroica, la gesta radical? ¿cuánto miedo en las piernas no logró paralizar sus sandalias? ¿cuánto rato duró el dolor de guata, hecho de hambre y de pasado? ¿y cuándo la flaqueza de esa mañana sin desayuno se convirtió en fuerza imparable e imbatible para toda una sociedad reaccionaria? ¿cuándo el sollozo desgarrado que parecía eterno fue ya un suspiro hondo y definitivo?
¿cuándo termina la duda y comienza la convicción?
¿dónde termina lo ajeno y comienzo la propio?
¿en qué momento exacto se traza la calle, se pone la piedra de la casa, se sueña el patio, se construye el techo? ¿en qué momento exacto, usted que no tuvo nada, ya lo tiene todo, en la pupila luminosa de sus ojos húmedos de octubre y madrugada?
¿acaso aún no quedaba un poco de miedo en las entrañas? ¿acaso no contarían las noches de vigilia y los días de prensa? ¿acaso los oídos no se paralizaban ante el lejano sonido siniestro de una patrulla?
¿acaso un rumor ya no le decía en su interno que todo eso era suyo por amor y por dignidad?
no sé si era ciudad lo que usted buscaba… pero la construía. no sé si era un modelo de organización lo que quería ejemplificar… pero lo consagraba. no sé si acaso le importaba la visión histórica… pero instauró una gesta
¿cuántos vocablos nuevos habrá re-aprendido? mío, nuestro, hogar, cielo, vecino, nuestro de nuevo, somos, queremos, podemos, debemos, lo hacemos
¿cuánta fuerza interior se necesita para salir una mañana a construir con las manos propias el propio destino? la fuerza de la vida. el hambre de la victoria.
la fuerza de un 30 de octubre
Anuncios

2 comentarios en “LA VICTORIA 50 AÑOS ( I )

  1. conmovedor,tiene mucho sentimiento tu relato.Puesto que lo acontecido en ese lugar y tiempo; contiene una praxis organizacional e identitaria, hasta la toponimia de sus calles nos muestra su pertenencia.
    La foto de la lonjeva señora evoca el periódico “la voz de la victoria”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s