LA REPÚBLICA INDEPENDIENTE DE SAN CARLOS DE APOQUINDO

Este domingo 16 de octubre fue otro día negro para la ciudad. Como tantos días negro ya ha vivido. Este domingo 16 de octubre volvieron a violarse principios mínimos y básicos de ciudadanía. Ya no en el centro. Ya no en la Alameda. Ahora fue cerca de Los Dominicos, en unas verdes avenidas que ni siquiera puedo identificar, por allá lejos. En otro Santiago, duele decirlo.

No me haré el cínico manifestándome sorprendido por algo que no debería sorprender a nadie, porque ocurre a diario: hay una parte de la ciudad y del país vetada para el resto de la población, excepto que su ingreso sea un domingo a las 22 horas o de lunes a viernes a las 7 de la mañana, vestidos de obrero, de jardinero o de nana. Ese límite, esa república independiente y paralela ayer quedó patente, clara, marcada ya no solo simbólica y discursivamente, sino también físicamente. No es Ñuñoa. No es Maipú (aunque Ciudad Satélite lo quisiera). No es San Bernardo. La verdadera República Independiente de Chile se llama San Carlos de Apoquindo.

Tampoco me haré el cínico negando que muchas veces los barristas del Colo y de la U han violado la ciudadanía de otros de transitar libremente por las calles y veredas de esta y de tanta ciudad a lo largo de Chile. Y es que la lógica de la violencia y la segregación se replica estúpidamente en todos los niveles y uno no entiende cómo personas que sufren discriminación generen la misma conducta con sus iguales, en vez de revelarse ante la lógica inhumana de la diferenciación. No hay escapatoria en medio de una ciudad que la quieren hacer para que nadie se mezcle con nadie, para que todos sigan sus rumbos paralelos. Para que no haya puntos de interconexión. Y me niego a esa realidad.

Tampoco es este el espacio para defender al 95% de los integrantes de las barras de fútbol que simplemente quieren ir a ver al equipo de sus amores. La prensa y el prejuicio (también el miedo) han hecho un trabajo de lujo, difícil de desarmar, de estigmatización radical sobre estos grupos, en los que todos son delincuentes, violadores y desalmados. Lo que hay ahí es una realidad social que nadie ha querido ver de frente y que tiene que ver más bien, nuevamente, con segregación, con falta de expectativas laborales en la vida, con ausencia de espacios públicos, con trabajos formales escasos y esclavizantes, con…

Y aunque fueran unos violentos, eso no justifica la violación de derechos civiles a los que se les sometió este domingo 16 de octubre. El miedo se impuso a la cordura, el poder al derecho. La segregación a la integración.

El siguiente video es muy claro y decidor de una ciudad enferma y de unas fuerzas policiales desmedidas en sus atribuciones. La detención e imposibilidad de seguir caminando ¡¡por la calle!!, los llamados impúdicos a caminar “hacia el poniente“, la bajada de los pasajeros de la micro local (¿cómo el carabinero discriminaba quién era hincha de Colo Colo y quién no?), el uso absurdo del carro lanza-aguas-tóxicas… todo va conformando un cuadro patético que nadie es capaz de poner coto.

Y todo orquestado por un gobierno de derecha, por carabineros pagados por todos los chilenos y por un dirigente accionista ¡¡ex diputado socialista por Puente Alto y La Pintana! (Jaime Estévez)

Jaime Estévez, en los tiempos en que se dedicaba a conquistar los votos de los sectores populares de La Pintana y Puente Alto

300 personas fueron detenidas por simplemente andar con una camiseta… en las calles prohibidas y sitiadas de San Carlos de Apoquindo. ¡Qué vergüenza la gente de Las Condes, comprándose el miedo de que iban los saqueadores, los vándalos, los poblacionales! Con absoluta ironía resonaba la letra absurda de “Si vas para Chile”:

Si vas para Chile, te ruego que pases
por donde vive mi amada.
es una casita, muy linda y chiquita
que esta en la falda de un cerro enclavada
(…)
El pueblito se llama Las Condes
y esta junto a los cerros y al cielo
y si miras de lo alto hacia el valle
lo veras que lo baña un estero
Campesinos y gente del pueblo
te saldrán al encuentro viajero

y verás cómo quieren en chile
al amigo cuando es forastero.

República independiente de San carlos de Apoquindo, con sus propias leyes y sus propios pasos fronterizos, aunque financiados por el bolsillo de todos los chilenos. ¿Ocurre lo mismo en Macul, en Plaza Chacabuco, en regiones? Ojalá no ocurra en ningún lado jamás. Intolerable marcación territorial de los más ricos. ¡Ellos no pisan nuestra propiedad privada! Y lo peor de todo es que al otro día, en esta ciudad, aquí no ha pasado nada…

Fuente: Dale Albo

BONUS TRACK
“Última frontera entre Santiago de Chile y Santiago de Chile”, de Juan Carlos Villavicencio, del blog Descontexto

Anuncios

8 comentarios en “LA REPÚBLICA INDEPENDIENTE DE SAN CARLOS DE APOQUINDO

  1. De archivo entiendo que no es, ha sido difundida entre el día domingo y ayer en la noche en diversos medios, incluso en el portal de Cooperativa. No he logrado dar con el autor, de todas maneras, por eso pongo la fuente completa desde la obtuve.

    Me gusta

  2. Bueno, pero de adentro de San Carlos no es, el estadio es blanco y no rojo, no hay árboles tan altos ni cables en la zona de galería, los hinchas de colo colo que entraron a la galería Ignacio Prieto no andaban con poleras blancas y el domingo estaba nublado en el estadio

    Me gusta

  3. No, del estadio no es, está claro. Si es del domingo, eso es o de Tobalaba (donde había una primera zona de detención) o de Magallanes o de Los Dominicos, donde sí hay harto árbol. El video de más abajo sí o sí es del domingo.

    Me gusta

  4. Pingback: LOS CRÍMENES DEL MINISTRO HINZPETER « CONVERSACIÓN EN EL CONSULADO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s