TERREMOTOS: LA TINAJA (2)

IMG_4331

Uno siempre vuelve al lugar de los buenos crímenes. Y La Tinaja es un lugar-del-crimen perfecto. De partida, el único lugar donde conviven (las piernas de) Marilyn y un excelente sandwich de pierna. Delicioso, contundente, perfecto. Con mayo a la mesa y la marraqueta justa y necesaria. Una delicia. También es el único lugar donde la misma, pero otra, Marilyn mira tal cual un ciervo degollado. Un verdadero acierto. Suma y sigue: una foto típica de algún Colo de antaño se da la mano con una del Morning bohemio. Y nunca faltará el o la cantante de buen grito y voz cantinera, como aquella mujerona que, en alguna de mis viejas visitas, nos deslumbró con su versión intensa de “Señora”.

IMG_4334

IMG_4336

Siempre se vuelve al lugar de los buenos momentos. Como aquella vez que Sandro sonó por los parlantes y nos paramos, borrachos, a cantarlo como solo él lo merecía. O aquella otra en que embriagados por una tarde de terremotos el análisis crudo y sincero del amor salió ligero de nuestras bocas. O como aquella con el bueno de Sergio; o esta con  Pablo y con Héctor. La buena conversa siempre busca de nuevo los lugares en que se cura de espantos.

Una mesera triste y melancólica atiende con incomprensible rapidez el pedido. El terremoto llega de una, parece que estuviera ya servido. Con un pipeño helado, como Mercalli lo exige, con el helado de piña exacto y perfecto, sin nada de granadina y generoso en el fernet. Es, como decíamos esta vez en la mesa, un terremoto árido y rudo. De calidad superior. Bacano como el del Wonder. No fueron los primeros en la historia, pero son los primeros en la actualidad.

IMG_4326

A diferencia de otros clásicos bares de terremoto santiaguino, La Tinaja, como los demás bares de poniente y oriente en la primera cuadra de Santa Rosa, se expone a la calle sin pudor ni escondite. No son la típica picá capitalina, piola desde la calle, desapercibida para cualquiera, escondida hacia unos interiores amplios, bulliciosos y llenos de vida. La picá típica se esconde de la calle, gusta de los pasillos largos  y de la vida cuadra adentro. La picá típica tiene forma de bota de vino, de omphalos mundi. Pero La Tinaja no. Tampoco Monte Rosa ni los restaurantes vecinos. Menos, por supuesto, las shoperías, que siempre han tenido amor por la exhibición. La Tinaja  parece estar expuesta al bullicio del mundo, al transcurrir de la gente, a la ocasión de los vendedores, al vaivén del transantiago, a la lluvia cuando llega y a la noche cuando cae. Un lugar árido y rudo, en definitiva, como su terremoto.

Anuncios

3 comentarios en “TERREMOTOS: LA TINAJA (2)

  1. Pingback: TERREMOTOS: OLÍMPICO | SANTIAGO TE CONOZCO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s